TIBURÓN TORO » Reproducción y vida del imponente vivíparo acuático

El tiburón toro es un imponente y peligroso depredador del océano clasificado entre los vivíparos placentarios, ya que las hembras de esta especie gestan a las crías en su vientre, que cuenta además con dos úteros y placenta para alimentar a los pequeños hasta que se desarrollan totalmente y nacen vivos, características que hacen sobresalir a este animal en comparación a sus otros parientes de cuerpos robustos y dientes afilados.

Características y comportamiento del tiburón toro

Sin duda alguna, entre las características más resaltantes de este animal vivíparo se encuentran su comportamiento agresivo y su enorme tamaño.

Un tiburón toro es capaz de alcanzar hasta 3 metros y medio de largo y pesar alrededor de los 90 y los 200 kilogramos.

Su cuerpo es robusto, grueso y generalmente de un color gris que se va degradando progresivamente hasta llegar al blanco en la zona inferior.

Son criaturas de ojos pequeños, pero con dientes grandes y filosos situados en poderosas mandíbulas que los convierten en impresionantes maquinas de matar.

Estos vivíparos placentarios cuentan con dos aletas dorsales, de las cuales, la más pronunciada es la primera de ambas, más dos adicionales a los costados.

Los tiburones toro suelen ser propensos a atacar a cualquier otra criatura que esté a su alcance, siendo muy peligrosos para el ser humano, pues de todos sus parientes, esta especie tiene varios registros de ataques hacia las personas.

Reproducción y forma de vida

El tiburón toro es un animal con una forma de vida bastante territorial, actitud que aumenta excesivamente durante la época de reproducción.

De hecho esto se debe a que durante el tiempo de aparearse, el nivel de la testosterona en los machos se incrementa a tal magnitud que sobrepasa al promedio que alcanza un elefante africano.

Por otra parte, las hembras tienen dos úteros para gestar a sus crías después de la fertilización interna producto de la cópula.

Sus hábitos reproductivos son considerablemente lentos, con períodos de gestación que oscilan entre 8 y 10 meses, para que nazcan un par de crías.

Con relación a su madurez sexual, se puede definir tomando en cuenta la longitud del espécimen, por ejemplo, mientras los machos se consideren activos al llegar a unos 226 centímetros de largo, las hembras estarán listas al medir unos 230 cm.

Curiosidades de la gestación: canibalismo intrauterino

La gestación encierra ciertas curiosidades como el canibalismo intrauterino, es decir, las crías devoran a sus hermanos incluso estando dentro de los úteros.

Esto sucede generalmente cuando no perciben suficientes nutrientes a través de la placenta, lo cual disminuye la posibilidad de que nazcan más ejemplares después del embarazo.

Además, aquellos que logren nacer afrontan varios riesgos más adelante, pues la madre suele dar a luz en estuarios y no acostumbra a protegerlos.

Durante su juventud, los tiburones toro miden tan solo unos 60 centímetros de longitud, y se valen de su instinto como cazadores para poder sobrevivir de allí en adelante.

Alimentación de los tiburones toro: carnívoros desde el útero

Después de recurrir al canibalismo estando aún en el interior de su madre, los tiburones toro continúan con una alimentación estrictamente carnívora.

En este sentido, los mencionados animales vivíparos pasan a consumir, por ejemplo, una gran variedad de especies de peces teleósteos, o en otras palabras, aquellos con esqueletos osificados, así como distintas clases de pequeños tiburones.

Del mismo modo, un tiburón toro puede cazar tortugas marinas, cangrejos, camarones, calamares, delfines o incluso hasta aves del mar.

En resumidas cuentas, este tipo de tiburones ataca a cualquier presa potencial que se atraviese en su camino, incluyendo a humanos.

Hábitat: dos biomas diferentes

Imaginar que el tiburón toro es un animal cuya hábitat es únicamente el océano, es un error absoluto. Lo cierto es que estos enormes predadores pueden estar tanto en agua dulce y salada.

Esta es una cualidad que poseen gracias a unas glándulas en sus riñones, las cuales, permiten filtrar el agua dulce y mantener la salada, por lo que se pueden encontrar en estuarios, lagunas o incluso ríos, claro está, además del océano.

Estos vivíparos placentarios se distribuyen en Sudamérica, África, Nicaragua y en la India, en zonas como el río Amazonas, el Limpopo, el Lago Cocibolca y el Ganges, respectivamente.

Debido a que frecuentan áreas costeras tropicales, es que suponen enormes riesgos para los seres humanos, puesto que suelen estar cerca de muchos bañistas.

¿El tiburón toro tiene depredadores?

Pese a ser increíbles carnívoros del océano y no tener depredadores específicos bajo el agua, los tiburones toro se pueden ver amenazados por el hombre.

Y es que estos son cazados como fuentes de alimentos, extraerles aceite del hígado (anteriormente se usaba como combustible para alumbrar), o hacer cuero.