DROMEDARIO » El camello de una sola joroba, un vivíparo placentario

Advertisement

El dromedario es un tipo de camello que se caracteriza por tener solo una joroba a diferencia de su pariente cercano, el camelus bactrianus. Asimismo, entra en la clasificación de vivíparo placentario ya que la hembra al concebir forma en su vientre un embrión que se alimentan de la placenta, la cual está unida al cordón umbilical, para luego dar a luz a una cría totalmente desarrollada.

Advertisement

Características del dromedario

Su tamaño alcanza los tres metros de altura y el peso se aproxima a los 600 kilogramos. Como habitualmente vive en zonas donde las temperaturas son altas, este ejemplar cuenta con un pelaje denso que regula su temperatura corporal, protegiéndolo del sol.

Suele ser de color marrón, sin embargo, cuando llega verano el tono aclara. La frente de esta criatura es abultada y cuenta con largas pestañas que evitan la caída de arena en sus ojos.

Este animal vivíparo mantiene una especie de forro grueso en su boca, que lo ayuda a digerir espinas que consigue en algunas plantas.

Otra característica bastante peculiar del dromedario, es que el labio superior está dividido en dos partes, las cuales puede mover de forma separada.

Otros rasgos morfológicos

Es un individuo de silueta esbelta que transmite elegancia, pues sus patas son largas, delgadas y en lugar de dedos tiene pezuñas.

Asimismo, posee almohadillas plantares muy suaves, que le ayuda a desplazarse con comodidad. Como aclaramos a comienzos del artículo, el lomo de este animal tiene solamente una joroba, cuya función es almacenar grasa.

Comportamiento del dromedario durante el celo

Al llegar diciembre la hembra entra en celo y empieza a experimentar cambios tales como la inflamación y humedad de su vulva.

Generalmente los miembros de esta especie alcanzan la madurez sexual a partir de los tres años, aunque en los machos se extiende el tiempo de cuatro a cinco años.

Este vivíparo placentario tiende a sufrir de caída del pelo durante el celo y de su boca sale una especie de bolsa denominada “doula”, la cual se ubica en el paladar blando.

De igual manera, tanto el macho como la hembra orinan de forma constante; el apetito se les reduce y emiten sonidos al rechinar los dientes, todo esto ocurre hasta marzo cuando finaliza la temporada reproductiva.

Reproducción

Para iniciar el acto sexual, la hembra se echa de lado mostrando los genitales externos, con el objetivo de que su pareja pueda realizar la fertilización interna.

Durante la copula producen gruñidos y gorgoteos. El dromedario, familia de los Camélidos, es polígamo, esto quiere decir que el macho se aparea con varias hembras.

Cabe destacar que el macho tiene una glándula en su piel, la cual segrega un pigmento negro durante la reproducción, este provoca el oscurecimiento de una parte del cuerpo, que lo ayuda a atraer a las de su sexo opuesto.

Algo curioso que también sucede en el celo, es que la hembra huele los genitales del macho, levanta su cola y luego busca montarse sobre él.

Período de gestación y parto

Tras ser fecundada, la madre tiene un período de gestación de 390 días, en ese lapso ella aumenta de peso y sus labios vaginales se hinchan.

Cuando se acerca el momento de dar a luz, la hembra se pone nerviosa, selecciona un sitio oscuro, acogedor, y se sienta para poder parir. Durante el parto, las extremidades delanteras y la cabeza de la cría son las primeras en salir.

Finalmente, la madre lame a su hijo e inmediatamente suelta la placenta, rompiéndose de esta manera el cordón umbilical. Posteriormente, el pequeño se vuelve independiente rápidamente después de unas ocho horas de nacido.

Hábitat y alimentación

El dromedario habita en el norte de África, pero se puede encontrar en las naciones de Etiopía, Somalia, Eritrea, Yibuti y en el medio Oriente.

Además, este vivíparo placentario no solo se ve en desiertos, sino también en praderas o estepas. La mayoría han sido domesticados desde tiempos remotos.

En cuanto a la alimentación, es un animal herbívoro, consume básicamente hojas de árboles, arbustos y hierbas. Este animal regurgita sus alimentos y después los vuelve a tragar.

Depredadores del dromedario

El dromedario es una de las pocas criaturas que corre con la suerte de no tener cerca muchos depredadores, debido a que este ejemplar se ubica en las zonas áridas, poco agradables para otros animales.

Sin embargo, entre los enemigos más comunes se encuentra el león y leopardo. Es importante señalar que aunque es un mamífero de compañía para trasladar mercancía, algunas personas lo cazan para extraer su piel que sirve en la elaboración de ropa.