ZARIGÜEYA » Un marsupial de América con rasgos peculiares

Advertisement

La zarigüeya es una de las especies de animales vivíparos cuyos rasgos físicos se asemejan bastante a los de una rata. Es un marsupial familia de los didélfidos, con un proceso de reproducción que incluye períodos de gestación cortos, de unos 12 a 14 días.

Advertisement

Características de la zarigüeya

Pelaje gris, cuerpo macizo y lleno de escamas, son en principio algunas de las características que definen a la zarigüeya, que expulsa olores fétidos cuándo se siente amenazada por otra especie.

Este vivíparo marsupial tiene un hocico alargado, cuello rechoncho, patas cortas, y una cola prensil, que le sirve para sujetarse de los troncos, con el apoyo de sus pulgares.

La zarigüeya tiene una altura de 50 centímetros, y en comparación a otros animales, no tiene la destreza para movilizarse de manera rápida, es decir, se desplaza lentamente con mucha torpeza.

El tiempo de vida del ejemplar dentro de su hábitat es de aproximadamente ochos años. Las hembras tienen su bolsa marsupial que funciona como incubadora para el desarrollo completo de las crías.

En claves: cómo está conformado el aparato reproductor

Las zarigüeyas hembras tienen un aparato reproductor con estructura de órganos internos dobles, lo que se traduce en una vagina “bifurcada” que abre paso a pares de oviductos, cuellos uterinos, úteros y ovarios.

Por su parte, los machos para ir a la par de su pareja, tienen un pene bifurcado con dos puntas que, según los expertos, expulsa poca esperma.

Época reproductiva de las zarigüeyas

Logran obtener la madurez sexual a partir de los diez meses, y luego de ese lapso las zarigüeyas están listas para aparearse.

En los días de primavera y verano empieza la temporada reproductiva de este animal marsupial, que se lleva a cabo a través de un acto sexual.

Con el objetivo de que puedan nacer varias crías, los espermatozoides se acoplan de dos en dos, pero al momento de separarse solo alcanzan a fecundar un solo óvulo. Las zarigüeyas son capaces de dar a luz entre dos y tres veces al año.

Nacimiento de las pequeñas zarigüeyas

Tras salir del útero las zarigüeyas que suelen ser entre 5 o 16 crías, no están desarrolladas completamente, pues no poseen ojos y tampoco orejas.

Posteriormente, la madre transporta a los recién nacidos al marsupio donde permanecerán protegidos durante un plazo de 50 días. En este tiempo, las crías se alimentan de los pezones de la hembra y completan su formación.

Al salir del marsupio las zarigüeyas tienen un tamaño similar al de una rata, su cuerpo está cubierto de pelaje y sus ojos están totalmente activos, después de su estadía en ese espacio, se sujetan a la espalda de su madre, hasta ser independientes.

Cabe destacar, que cuando nacen gran número de crías, sobreviven solo aquellas que lograron en mayor parte alimentarse de la leche de la madre.

Hábitat de este vivíparo

La zarigüeya oriunda del continente americano, se sitúa en bosques de corta extensión denominados “boscaje”, aunque también hace vida en selvas tropicales.

Este marsupial ronda en países como Canadá, Chile, Argentina, Paraguay, Brasil, Uruguay, Colombia, Venezuela, entre otros, pero en este último se le conoce como “rabipelado”.

Para protegerse de otros depredadores acostumbra a dormir en madrigueras. Sin embargo, al sentirse amenazado sube a los árboles y descansada allí.

¿De qué se alimentan las zarigüeyas?

La zarigüeya es un animal vivíparo y una especie omnívora que se alimenta de animales, frutas, vegetales y sangre de carroña, normalmente busca la comida en la noche.

El depredador caza conejos, roedores, huevos de pájaros y reptiles, pero en su dieta incluye gusanos, insectos grandes, anfibios, larvas y lagartos.

Degüella gallinas para consumir su sangre, sin probar la carne. Asimismo, la zarigüeya tiene mandíbulas fuertes que sirven para triturar huesos y conchas de caracol.

También se alimenta de maíz y raíces jugosas. En casos más extremos opta por comer de la basura arrojada por humanos.

Descubre cuáles son los depredadores de la zarigüeya

Pese a ser una especie que se alimenta de varios animales, la zarigüeya tiene diversos enemigos que son muy ágiles, rápidos y sigilosos a la hora de cazar.

Los cunaguaros, pumas y ocelotes, familia de felinos, son depredadores de la zarigüeya, mientras que otras especies como culebras y lechuzas también consumen este animal.

La zarigüeya activa mecanismos de defensa ante las amenazas

La zarigüeya se convierte en un problema para algunos granjeros, pues este animal es capaz de matar a un gran número de gallinas.

En este sentido, cuando es descubierta en forma de defensa comienza a emitir sonidos fuertes; también orina y defeca ambientando el lugar con un olor fétido, y luego lanza con la cola el excremento hacia los cazadores, pero en una situación más extrema el animal se hace el muerto.