UALABÍ » Vida y reproducción del pequeño marsupial australiano

Advertisement

Es fácil confundir un ualabí con un canguro porque sus características son muy parecidas, ya que incluso posee la bolsa marsupial que lo identifica como un animal vivíparo de dicha clasificación, por ello te enseñaremos a diferenciarlos de éstos y te explicaremos los aspectos más resaltantes de su vida y reproducción.

Advertisement

Características del Ualabí

El ualabí es un vivíparo marsupial perteneciente a la clase mamífera (mammalía) y la familia de los macropódidos, de allí su parentesco con los canguros.

Quizá un vistazo inicial te haga pensar que se trata de un grupo de canguros jóvenes, pero no, entre otras cosas, el tamaño de un ualabí es cuando mucho de 1.8 metros incluyendo la cola y pesan alrededor de 25 kilos.

Esto significa que el cuerpo del animal puede llegar a ser de 70 o 90 centímetros, mientras su cola posee una medida similar.

Esta última extremidad le es muy útil cuando necesita moverse rápido dando saltos, ya que la misma le sirve para ir manteniendo el equilibrio.

Ciertamente son animales de patas largas y resistentes, cabeza y brazos pequeños, así como un marsupio para sus hijos, no obstante, hay maneras de diferenciarlos.

Aspectos que diferencian a canguros de ualabíes

Los canguros son catalogados como los marsupiales más grandes del mundo, pasando los dos metros de altura y alcanzando hasta 85 kilos.

Mientras tanto, el ualabí apenas se acerca a esa longitud incluyendo la cola, por ende su peso también es menor.

El canguro tiene colores generalmente uniformes y su pequeño pariente cuenta con matices marrones claros e incluso con tonos rojizos, negros, grises o blancos.

Los enormes marsupiales poseen patas más largas que los ualabíes y sus mandíbulas también son distintas, por último, la esperanza de vida de un canguro –que ronda los 18 años- puede doblar a la de un ualabí.

Reproducción del ualabí

Entre los ualabíes la época de apareamiento inicia en diciembre y se extiende hasta fechas de febrero. Estos animales se activan sexualmente después de un año.

Un dato interesante sobre su reproducción, es que las hembras tienen una cualidad especial en su clasificación como marsupial.

Y es que pueden criar a tres cachorros al mismo tiempo, pese a que solo paren a uno por embarazo.

Esto se debe a que uno de ellos está en el marsupio, el otro en su vientre y el mayor fuera del saco de piel.

Otro aspecto importante, es que la madre produce un tipo de leche especial para las crías recién nacidas y uno más para los ejemplares más grandes.

Período de gestación

El embarazo de una ualabí dura alrededor de 30 días, al finalizar ese tiempo, la cría escala hasta la abertura del saco marsupial donde encuentra cobijo, seguridad y comida para poder completar su formación.

Con ese fin, el pequeño vivíparo se queda dentro del marsupio por unos siete meses aproximadamente.

Cuando pasa ese período comienza a explorar el exterior pero siempre regresa a la protección de la mencionada bolsa de piel.

¿Dónde vive el ualabí?

Este tipo de marsupial vive en distintas regiones de Australia, mayormente hacia las zonas del sureste, puesto que prefieren estar en lugares calientes.

En este sentido, se distribuyen en partes montañosas, sabanas y áreas rocosas, sin embargo, suelen ser más activos durante la noche, como contramedida a las altas temperaturas del ambiente.

También se pueden observar poblaciones de ualabíes en otros sitios, como en Nueva Guinea o la isla de Tasmania, pero su espacio de confort radica en Australia como tal.

En estas tierras abiertas establecen sus madrigueras cavando con mucha facilidad, de preferencia lo hacen cerca de arbustos o matorrales.

Alimentación: una dieta herbívora

Aunque es difícil conseguir agua en una zona árida como lo es el hábitat del ualabí, estas criaturas le sacan provecho a su dieta herbívora para obtener el líquido.

Comen frutas, raíces y hojas, pero sobre todo hierbas, arbustos y vegetales, unas de las principales fuentes de agua que pueden conseguir estando en libertad.

Los ualabíes también confrontan otra realidad, y es que en busca de dicho elemento suelen recorrer largas distancias.

Por ello, al mezclarse en zonas pobladas por el hombre, quienes a menudo los tratan como un problema, ingieren alimentos de sus siembras.

Tales motivos hacen que algunos grupos de estos pequeños vivíparos marsupiales se aglomeren en los lugares donde hallan el preciado líquido para subsistir.

Depredadores comunes del ualabí

Debido al área de distribución que tiene el ualabí, los principales depredadores suelen ser zorros, así como los gatos y perros salvajes.

Por otra parte, las circunstancias que han llevado a estos mamíferos a recorrer largos trayectos también son un factor relevante, ya que al ser considerados una especie de “plaga”, pueden ser agraviados por los seres humanos.

Además, la urbe causa un daño notorio hacia ellos, que concluye en atropellos en las distintas carreteras cercanas a las zonas que frecuentan.