NUMBAT » El curioso marsupial sin bolsa de piel para sus crías

Advertisement

Los “Numbat”, mamíferos que se conciben después de un acto sexual y al nacer entran en otra etapa de desarrollo, sin embargo, tienen la peculiaridad de no contar con un marsupio para sus crías, pero no te preocupes porque te brindaremos toda la información relacionada a la reproducción y características de estos pequeños australianos.

Advertisement

Características del numbat

El numbat posee un pelaje suave y delgado, de color marrón-rojizo mezclado con rayas negras, y líneas blancas ubicadas en su espalda.

Asimismo, el cuerpo de este animal vivíparo puede alcanzar unos 40 centímetros de longitud. Entre de sus rasgos físicos resalta una línea negra situada cerca de sus ojos.

Se caracteriza por contar con un hocico angosto y puntiagudo, muy útil para penetrar en el suelo y tomar los insectos que acostumbra comer (termitas).

Este mamífero tiene un total de 50 dientes que no son muy resistentes. Su cola es gruesa y la lengua larga y delgada.

Forma de reproducción del numbat

El numbat es un animal que se desplaza de manera individual dentro de su hábitat, aunque cuando inicia el año a principios de enero y marzo, se junta con la hembra para dar paso a la época reproductiva.

Después de ocurrir el acto sexual, la hembra tendrá un corto período de gestación de dos semanas, mientras el embrión se forma en su vientre.

Nacimiento

Tras el parto nacen alrededor de cuatro crías desprovistas de pelos en su cuerpo, una característica muy común de los animales vivíparos marsupiales.

Como ya hemos ido mencionando, las hembras de esta especie no poseen bolsa de piel para cubrir a sus pequeños en este lapso de tiempo.

Ocurre que después de salir del vientre, las criaturas se sujetan al pezón de la madre, que está tapado por el pelaje de la progenitora.

Durante cuatro meses los recién nacidos permanecerán colgados a los pezones, hasta poder desarrollarse completamente en la parte exterior del vientre de su madre.

Tras separarse de los pezones de la madre, las crías permanecen unos meses en compañía de ella pero viviendo en la madriguera, hasta finalmente independizarse.

Hábitat y alimentación

El numbat habita al suroeste de Australia donde predominan los bosques de eucaliptos, en estos espacios naturales se hallan termitas, hormigas e insectos, de los cuales se alimenta.

De igual forma, las ramas de los árboles de estas zonas boscosas son favorables para este animalito, que las usa creando su propio refugio.

Para preservar esta importante especie y aumentar el número de crías, actualmente algunos proteccionistas y expertos han puesto al numbat en cautiverio en el Zoológico de Perth, ubicado en Australia.

Más datos sobre su alimentación

En su dieta diaria el numbat consume 20.000 termitas, que le proporcionan los nutrientes necesarios para su supervivencia.

En este sentido, los expertos explican que la cantidad ingerida por estos animales, representa el 10% de su peso corporal, pero ¿cómo logran comer tantas en tan poco tiempo?

La respuesta se traduce en que el hocico del numbat es angosto y puntiagudo, lo cual le permite abrir huecos en la tierra hasta descubrir a los insectos y posteriormente lamerlos con su larga lengua.

Además, suele mantenerse activo en horas del día en busca de termitas, por lo que es común verlo escarbando con las uñas en la tierra o inspeccionado árboles caídos.

Depredadores del numbat

Al verse perseguido por sus depredadores, el instinto defensivo del numbat lo lleva a esconderse en troncos con huecos estrechos para no ser capturado.

Si la situación se llega a complicar, el numbat cuenta con una piel gruesa y dura en la parte trasera de su cuerpo, la cual utiliza para cerrar la apertura del refugio bloqueándole el paso al invasor.

Sin embargo, todo el esfuerzo que hace el animal por sobrevivir no es suficiente, pues al desplazarse por los bosques se topa con dos enemigos letales: los zorros y los perros.

Cabe destacar que estos dos depredadores del numbat, fueron insertados en su hábitat por el ser humano, convirtiéndose en un problema para este curioso vivíparo marsupial.

Numbat: una especie vulnerable

Aunque son varios los factores que han ido afectando y poniendo en peligro la conservación del numbat, sin duda los más resaltantes son la destrucción de su hábitat.

Esto hecho ha marcado significativamente la reducción del mismo, sumado a los depredadores oriundos de Australia y más aún, aquellos animales carnívoros implantados por el hombre, razones que actualmente lo dejan como una especie en estado de vulnerabilidad.

Ante esta situación, distintas organizaciones e instituciones protectoras de animales australianas han impulsado programas para salvar al numbat, a fin de evitar la desaparición de esta increíble forma de vida marsupial.