KOALA » Vivíparo marsupial emblemático de Australia

Advertisement

El koala es un vivíparo marsupial emblemático de Australia, que luego de nacer, culmina su desarrollo en una bolsa de piel denominada marsupio, la cual tienen las hembras de esta especie. En este artículo profundizaremos sobre las características, reproducción, hábitat, alimentación y principales depredadores de este mamífero.

Advertisement

Características del koala

El pelaje de este animal vivíparo es de una lana gruesa que regula la temperatura de su cuerpo, protegiéndolo del frío y el calor.

La cabeza del koala es redonda, al igual que sus orejas. Además, se caracteriza por poseer dientes incisivos muy afilados para comer las plantas.

Por otra parte, las extremidades delanteras son largas y están compuestas de cincos dedos -dos pulgares- con garras afiladas.

Las patas traseras, a pesar de tener el mismo número de dedos que las frontales, se diferencian porque solo cuentan con un dedo pulgar y sin garra.

El segundo y tercer dedo de sus patas posteriores están unidos, y los utiliza para quitarse las garrapatas que frecuentemente invaden su cuerpo.

Cómo se constituye su sistema reproductivo

El koala, conocido científicamente como “Phascolarctos cinereus”, desarrolla sus órganos sexuales a partir de los 3 años de edad en el caso de las hembras, y 4 en los machos.

El sistema reproductivo del koala tiene estructura muy peculiar, ya que la hembra cuenta con dos ovarios y dos vaginas laterales, que a su vez, se abren paso a úteros separados, una característica que suele estar presente en los animales marsupiales.

Las dos vaginas laterales funcionan como cavidad para el paso del esperma, además, ambas se unen cuando inicia el nacimiento de la cría. Asimismo, la madre tiene pezones en la bolsa marsupial para amamantar a sus crías.

Por su parte, el macho posee un pene con dos extremos, sin embargo, el escroto (bolsa de piel) que resguarda los testículos se ubica en la parte frontal del miembro.

Temporada reproductiva del koala

En los meses de octubre y noviembre cuando la primavera se apodera de Australia, comienza la temporada reproductiva.

El koala, al igual que otros animales vivíparos corteja a la hembra para que lo pueda aceptar. Para ello emite una serie de sonidos que van aumentando progresivamente hasta conseguir pareja.

La hembra identifica el ruido y mediante éste, puede detectar si el macho es grande, ya que varios estudios han revelado que no suele copular con los de menor tamaño.

Si el macho logra su objetivo y la hembra accede, entonces se trasladará al árbol donde ella se ubica para iniciar el acto sexual, pero si resulta lo contrario prosigue en búsqueda de otras candidatas.

Una vez que el macho se encuentra con la hembra, la muerde al cuello para demostrarle afecto. En el momento del acto, ésta libera un óvulo que aparece justo en ese instante y junto al espermatozoide logran la fecundación.

Tras culminar la cópula, el macho se dirige a otra hembra para comenzar un nuevo acto sexual, pues los ejemplares más dominantes tienden aparearse un mayor número de veces.

Proceso de gestación y nacimiento

La etapa de gestación de la hembra dura 35 días, y aunque no genera placenta por ser un animal marsupial, puede formar en su vientre un saco vitelino durante un tiempo corto.

El saco le proporciona los nutrientes y oxígeno al embrión, acción que la hembra no puede hacer durante esa fase, lo opuesto a los animales placentarios.

Cada 2 años nacen las crías en los bosques de Australia, en los meses de diciembre y enero, estación que corresponde a mediados de verano en ese país.

Como los koalas no se desarrollan complemente, llegan al mundo ciegos, sin pelos y sin orejas. Para completar la formación total de las crías, las madres se encargan de llevar a sus pequeños a la bolsa marsupial donde permanecerán durante seis meses.

En el marsupio se alimentan de la leche materna hasta estar preparados para salir de la bolsa. Una vez fuera de ella, el koala se sujetará a la espalda de su madre hasta cumplir el año.

Hábitat y alimentación

El koala es una especie que habita en las islas costeras de Australia, donde abundan árboles de eucaliptos de gran tamaño, en este sitio acostumbra a dormir en las horquetas durante 18 horas.

Asimismo, el mamífero se puede hallar en los bosques territoriales donde nace el eucalipto, pero en árboles más bajos.

Es un animal herbívoro que se alimenta de las hojas de eucalipto y se hidrata a través de ellas, según los expertos el marsupial consume hasta un kilogramo al día.

Depredadores del koala

El koala, como toda especie animal, es víctima fácil de algunos depredadores que se aprovechan de sus pocas cualidades para defenderse.

En este sentido, el dingo, una subespecie del lobo que se caracteriza por su ferocidad, es uno de los enemigos naturales del mencionado marsupial.

Dentro de la lista también está el zorro, que de forma cuidadosa y rápida llega hasta los árboles para atacar al mamífero.

Otros depredadores del koala son: la serpiente pitón, los gatos salvajes y las águilas, sin embargo, la raza humana ha sido, de lejos, la especie que más ha vulnerado y acabado con gran parte de su hábitat, a través de la deforestación de árboles para el desarrollo industrial y urbano.