CANGUROS » Características y vida de estos mamíferos marsupiales

Advertisement

Entre los animales vivíparos marsupiales, los canguros son los más representativos y emblemáticos de todos, por eso te explicaremos las características de estos mamíferos australianos, sus hábitos reproductivos, alimenticios y cuáles son sus depredadores naturales.

Advertisement

Características generales de los canguros

El canguro es un animal vivíparo conocido por ir saltando de un lado a otro mientras carga a su cría en el marsupio (bolsa de piel).

Sus patas traseras son largas y fuertes, al igual que su cola, que le proporciona equilibrio y además le sirve como pie de apoyo.

En cuanto a sus extremidades frontales, son más cortas y las usan para llegar al marsupio que tiene su madre en el exterior del vientre.

Los canguros son los vivíparos marsupiales más grandes del mundo, pueden pasar los dos metros de alto y pesar cerca de 85 kilogramos.

Estos mamíferos se quedan junto a sus madres hasta alcanzar la madurez sexual, cuando por fin se valen totalmente por sí mismos.

Reproducción y período de gestación del canguro

La etapa de reproducción del canguro varía según la especie, por ejemplo, los canguros rojos solo se aparean cuando tienen suficiente alimento, mientras que los grises lo hacen a lo largo del año, sobre todo al llegar el verano.

Estos vivíparos recurren al cortejo para poder copular, y en este proceso es común que los machos olfateen la orina de la hembra para saber si está en celo, o acaricien la base de su cola para probar suerte hasta que una de ellas les permita emparejarse, de lo contrario han de intentar con una diferente, por ello, es un ritual que demora varios días.

Por su condición de marsupial, el período de gestación de un canguro es sumamente corto, con un mínimo de 28 y máximo de 36 días.

Al no poder desarrollarse completamente dentro del vientre, las crías de canguro escalan hasta el marsupio siguiendo un rastro de saliva que dejan sus madres.

Una vez allí, se amamantan en el saco marsupial por 8 meses aproximadamente. Al pasar ese tiempo salen de la bolsa pero continúan regresando para seguir tomando leche por un semestre más.

Forma de vida y hábitos de alimentación

A pesar de ser marsupiales de gran tamaño, los canguros son animales extremadamente tímidos y se asustan con mucha facilidad.

También viven en grupos cuantiosos, e interactúan bastante con los otros miembros de su especie, es decir, que se trata de mamíferos muy sociables.

No obstante, al sentirse amenazados y acorralados se pueden valer de su fuerza y potentes patas para defenderse agresivamente de cualquier intruso.

Por otra parte, estos vivíparos saltarines tienen hábitos nocturnos, y se alimentan principalmente de hierbas, pero también comen raíces, hojas y vegetales.

Estos herbívoros pueden mantenerse hidratados con los vegetales que consumen y resistir lapsos prolongados sin el vital líquido, sin embargo, esto no significa que prescindan de dicho elemento, por lo que al toparse con agua la aprovechan al máximo como una manera de soportar las altas temperaturas de su hábitat.

Hábitat del canguro

Los canguros tienen distintas áreas de distribución que varían según cada una de sus especies, y éstas se encuentran en Australia, Nueva Guinea o incluso la isla de Tasmania.

Ahora bien, la mayor parte de dichas hábitats tienen un factor en común, muchas poseen zonas áridas, tales como las sabanas, estepas o un poco más allá en las praderas y los bosques secos.

En el caso del conocido canguro rojo, por ejemplo, vive en los lugares más calientes de Australia, ya sean desiertos, pastizales o matorrales, mientras que en contraposición, el canguro gris se encuentra hacia el sur del país, donde el clima es un poco más húmedo con terrenos un tanto boscosos.

Otro comportamiento frecuente con relación a su hábitat, es que no acostumbran a dejarla a menos que factores extremos los lleven a tomar dichas acciones.

Depredadores más comunes de los canguros

Pese a que actualmente el principal problema de los canguros es la presencia de la raza humana, también hay animales carnívoros que reducen su población.

Entre estos están: los zorros rojos, los dingos y el águila audaz. El primero es una subespecie de los lobos, introducido en Australia por el hombre y son capaces de atacar ejemplares adultos de canguros.

Dichos perros salvajes también devoran a las crías del canguro, que son las presas más fáciles. Por su parte, el zorro rojo aplica las mismas medidas aprovechando los momentos más inesperados para atrapar a los pequeños marsupiales.

En el último escalón están las águilas audaces, que igualmente se enfocan en los jóvenes canguros con menor capacidad para defenderse de un ataque sorpresa.

La mayoría de los depredadores de los más grandes marsupiales del planeta ya se han declarado extintos, pero ahora son ellos, los canguros, quienes se acercan a ese posible destino en el que el hombre ha tenido una fuerte participación.