DELFÍN MULAR » Reproducción y vida del cetáceo nariz de botella

Advertisement

El delfín mular es un vivíparo cetáceo muy conocido entre todas sus especies (que abarcan más de 30), y se clasifica en este orden por dar a luz a crías vivas y formar parte de los mamíferos que han logrado adaptarse plenamente a la vida acuática, perteneciendo específicamente al suborden de aquellos que tienen dientes (odontocetos).

Advertisement

Su período de gestación dura 11 meses, lapso durante el cual el embrión se desarrolla en el útero y se alimenta de la placenta de la madre hasta nacer, sin embargo, esta interesante criatura conocida también como “nariz de botella”, se caracteriza por ser muy flexible a la hora de desplazarse.

Características del delfín mular

El nombre científico de este animal vivíparo es Tursiops Truncatus, pero sin duda se ha popularizado como delfín nariz de botella, debido a algunas características morfológicas que vamos a describir.

Este mamífero acuático tiene una nariz ancha y corta en un cuerpo de estructura robusta, dándole el aspecto de “botella” que originó su apodo.

Es muy flexible, pues cinco de las siete vertebras de su cuello no están entrelazadas, aportándole gran movilidad y agilidad.

El delfín mular puede alcanzar medidas de hasta 4 metros de longitud, llegando a pesar un aproximado de 300 kilogramos.

Asimismo, es miembro de la familia Delphinidae, por tanto, comparte rasgos como dos aletas pectorales, una caudal, otra dorsal y un espiráculo para respirar.

Con respecto al color de su cuerpo, es de gris oscuro menos en el área del vientre donde el matiz pasa a blanco o rosado.

Comportamiento del nariz de botella

El comportamiento del delfín nariz de botella se define por ser muy sociable, moviéndose de manera gregaria y siempre evitando quedarse solo.

De hecho las hembras forman grupos de hasta 20 de ellas y los machos se desplazan de dos o tres ejemplares juntos, llegando a acompañar algunos conjuntos femeninos pero por poco tiempo.

Otro aspecto importante sobre estos vivíparos cetáceos, es que son sumamente inteligentes y se llevan bien con los seres humanos, adecuándose así fácilmente a la vida en cautiverio en lugares de gran afluencia de personas, como los zoológicos.

Reproducción del delfín mular

En vísperas del apareamiento, los delfines mulares empiezan con una serie de juegos amorosos, que se evidencian a través de saltos elevados de manera regular.

Habitualmente, los miembros de esta especie obtienen la madurez sexual luego de cumplir los cinco años, aunque se puede prolongar un poco más el tiempo.

Estos animales vivíparos copulan durante todo el año, sin embargo, en primavera y otoño, son las estaciones en que mayormente lo hacen.

El cortejo se intensifica cuando las hembras muerden a los machos, luego de ocurrir ese proceso ellos se aproximan a ellas para copular mediante la unión de sus vientres.

Asimismo, son ejemplares polígamos, específicamente los machos que sostienen encuentros sexuales con varias de su especie.

Período de gestación y nacimiento

El período de gestación es la fase en que la criatura se desarrolla en el útero de la madre, y obtiene todos los nutrientes necesarios a través de la placenta para su óptimo crecimiento.

La gestación dura alrededor de 11 meses, luego de finalizado este ciclo, la madre pare solo una cría al año, la cual nace viva para luego quedarse bajo la protección de su progenitora hasta poder cuidarse por su propia cuenta.

Muy rara vez ocurre el nacimiento de gemelos. Cuando está en la fase del alumbramiento, ella nada hasta la superficie del océano para dar a luz.

La cola es lo primero que emerge del recién nacido, su longitud se ubica entre los 90 a 120 centímetros, mientras que el peso se sitúa cerca de los 18 kilos.

Hábitat de este cetáceo

El delfín mular es un vivíparo cetáceo que habita en los océanos, aunque no se encuentra en el Antártico ni el Ártico, debido a que prefiere las aguas cálidas y templadas. De igual manera, pasea por las orillas de las costas.

Forma de alimentación

La dieta de este mamífero es muy variada, puesto que incluye animales marinos tales como: chicharros, caballas, peces, salmones y anchoas.

Como ven, el delfín mular es un individuo carnívoro, en su menú pueden estar presentes calamares, y crustáceos, entre otros invertebrados.

Con el firme propósito de asechar y cazar a sus presas fácilmente, reduciéndoles bastante las posibilidades de escapatoria, un gran número de ejemplares de esta especie tienden a agruparse antes de atacar, sin embargo, algunos de ellos también buscan su comida individualmente, emitiendo una serie de chillidos y utilizando la ecolocación.

Depredadores del delfín mular

El delfín mular normalmente está en compañía de otros miembros, por lo que no es tan fácil capturarlo.

Sin embargo, aun así sigue teniendo algunos enemigos como los tiburones: sarda, tigre, blanco y arenero.

Igualmente, la orca es un depredador de este animal vivíparo. La mayoría de los ataques suelen hacerlos a los más pequeños y jóvenes del grupo.